Su origen

Los primeros vinos de naranja se elaboraron hace 4.500 años en Georgia, donde tradicionalmente no se prensaban las uvas antes de iniciar la fermentación.

Descubre el oro naranja

Creación

Para producir un vino naranja, las uvas maceran con todas sus partes sólidas (las pepitas, la piel, el raspón). Los componentes de la piel y el raspón luego liberan pigmentos y taninos, que le dan al vino su color tan especial, anaranjado, con destellos dorados. El dulce amargor que se desprende de esta maceración en racimos enteros es característico de los vinos de naranja.

orange gold produit