fr | en | es
Buscar
Dejar

Historia

Desde el Hombre de Tautavel a la hegemonía romana de la Gallia Narbonensis, pasando por la ocupación visigoda y herejía cátara, el pasado del Languedoc Roussillon y de sus viñedos está marcado por una rica historia. A principios del s. XX, una epidemia de filoxera, asociada a una superproducción regional y a un fraude generalizado, crean una situación de crisis excepcional para los viticultores, que deciden sublevarse. A partir de los 50, los vinos del Languedoc se afinan para convertirse en vinos de alta calidad. En la actualidad, Gérard Bertrand pretende continuar esta tendencia mejora constante mediante la innovación y la creación de denominaciones y vinos de reconocimiento mundial.

Compartir en Facebook Twitter Google Plus