fr | en | es
Buscar
Dejar

Propriedades Domaine de Villemajou

Domaine de Villemajou

Esta propiedad, que fue adquirida en 1970 por Georges Bertrand, es también la casa familiar en la que padre e hijo compartieron su pasión por el vino durante más de 15 años. A la muerte de su padre, Gérard Bertrand toma las riendas de la explotación siguiendo el camino trazado por su padre en lo que a la calidad y la expresión del terruño se refiere, y queriendo, a su vez, crear e innovar para mantenerse en consonancia con la demanda de los consumidores de vino del mundo entero.

LOS VINOS DEL DOMAINE DE VILLEMAJOU

El Domaine de Villemajou, en el interior de Boutenac en Les Corbières, tiene un significado especial para Gérard Bertrand. Casa y finca familiar, Villemajou es el estandarte de la denominación Boutenac, primer cru clasificado de Les Corbières reconocido por el INAO (Instituto Nacional de Denominaciones de Origen). Esta propiedad vitivinícola destaca por sus tres viñas antiguas de cariñena, una variedad mediterránea recuperada en la elaboración de los grandes vinos del Languedoc. La elaboración de los vinos es un poco particular puesto que utilizamos mucho las maceraciones carbónicas. Como resultado, los vinos de Villemajou son afrutados, especiados y, desde temprana edad, poseen taninos sedosos y una finura excepcional.

Las 8 hectáreas de parcelas de Villemajou proceden de una formación del Mioceno y se encuentran en el emplazamiento único y restringido de "La Forge" (la fragua). Gérard Bertrand rinde homenaje a su padre sublimando la parcela de La Forge a través de un vino tinto excepcional, convertido en todo un icono. La Forge, símbolo de Villemajou, era la parcela favorita de Georges Bertrand. El ensamblaje de las variedades cariñena y syrah le confiere a esta cosecha excepcional una hermosa expresión aromática y revela la nobleza del vino.

Si la finca de Villemajou fuera un color: Ocre, por su suave calidez.

Si la finca de Villemajou fuera un personaje: Una mujer mediterránea de curvas generosas y mucho encanto, personificación de los taninos redondos, sedosos y finos de cada una de las cosechas.

 "Es un universo de curvas: los suelos de cantos rodados, el paisaje ondulado, los vinos redondos…"

Richard Planas, Director de las propriedades vitivinícolas de Gérard Bertrand

Estandarte de la denominación Boutenac, el terruño de Villemajou se compone de cantos rodados. Su profundidad permite que las viñas desarrollen largas raíces y puedan resistir a las inclemencias del estrés hídrico. Se beneficia de un clima cálido con influencias mediterráneas.

 

 

 

suPERFICIE DE LA ViñA
130ha

La propiedad cuenta con cultivo mayoritario de cariñena y syrah con algunas parcelas de más de 100 años. La cariñena, que es una variedad típica del Languedoc, alcanza cada año su completa madurez.

Compartir en Facebook Twitter Google Plus