fr | en | es
Buscar
Dejar

Propriedades Domaine de l'Aigle

Domaine de l'Aigle

El Domaine de l'Aigle, en los alrededores del pintoresco pueblo de Roquetaillade, cerca de Limoux y al pie de los Pirineos, es uno de los viñedos más altos del Valle del Aude y de todo Languedoc, situado a casi 500 m de altitud. Los vinos de aquí evocan el frescor y la mineralidad excepcionales de Languedoc-Roussillon. El clima fresco y húmedo de influencia oceánica conserva el aroma de las uvas y lo hace perdurar.

LOS VINOS DEL DOMAINE DE L'AIGLE

El Domaine de l'Aigle, en los alrededores del pintoresco pueblo de Roquetaillade, cerca de Limoux, es uno de los viñedos más altos del Valle del Aude y de todo Languedoc, situado a casi 500 m de altitud. Se sitúa a los pies de los Pirineos, a 20 km de una cumbre de más de 2.000 m. Las viñas de chardonnay y pinot noir gozan de las mejores condiciones climáticas para su desarrollo. El Domaine de l'Aigle produce vinos de frescor y mineralidad excepcionales, típicas de Languedoc-Roussillon… En esta propiedad, las parcelas se encuentran en altitud, estando la más alta de ellas a 503 m. Las temperaturas registran entre 2 y 3 grados de menos en comparación a la media del Languedoc.

El clima, fresco, es particular puesto que es muy húmedo con una pluviometría que puede alcanzar los 900 mm de media al año. Como efectos positivos, la vendimia se retrasa más de un mes en relación a tierras más llanas o litorales, los aromas de las uvas se conservan mejor y perduran por más tiempo después de la crianza o de la fermentación en barricas, y el vino mantiene una acidez natural elevada, necesaria para un perfecto equilibrio.

El clima recibe influencias oceánicas que favorecen una vegetación a base de árboles de hoja caduca, en especial de robles.

Los vinos del Domaine de l'Aigle son frescos, afrutados y presentan una suave mineralidad. La vinificación aquí se caracteriza por la importante acción de la madera sobre los vinos y la amplia utilización de barricas.

Si el Domaine de l’Aigle fuera un color: Azul, en referencia al cielo y las águilas (que dan nombre a la propiedad) y verde, por la abundante vegetación.

Si el Domaine de l’Aigle fuera un personaje: Una mujer elegante y refinada, siempre "de punta en blanco", como los vinos producidos en la propiedad.

"Paseando entre los viñedos de l'Aigle, se experimenta una magnífica sensación de libertad, espacio y de altitud. A menudo se pueden divisar águilas y otras aves rapaces, majestuosas como la propiedad."

Richard Planas, Director de las propiedades Gérard Bertrand

El Domaine de l'Aigle tiene un suelo arcilloso-calcáreo y goza de un clima muy particular, con mucha humedad debido a la influencia oceánica.

 

 

 

 

Superficie de la viña
45ha

 

Las dos principales variedades son chardonnay y pinot noir, que se adaptan muy bien al clima, muy parecido al de Borgoña. La pinot noir es el toque original de la propiedad, puesto que solo aquí de en todo el Languedoc se reúnen las condiciones adecuadas para su explotación.

Compartir en Facebook Twitter Google Plus